Hoy en día, la libertad que nos ofrece la postproducción digital es inmensa en comparación a como trabajábamos hace apenas 10 años. Hay varios casos en los que es vital una buena postproducción para conseguir que la imagen destaque profesionalmente. En el mundo de la moda, industrial, interiorismo, etc,… se realizan sesiones en exteriores en la que no tienes el control absoluto sobre la calidad de la luz y los fondos con los que trabajas.

Todo el mundo ha oído hablar del photoshop y se ha escrito mucho sobre ello…pero en realidad, el desconocimiento que hay en el sector del margen de mejora de una fotografía con un buen trabajo de postproducción, es enorme. Puedes conseguir diferentes ambientes a partir de una misma foto, borrar objetos indeseados, añadir fondos situando la escena en cualquier lugar del mundo sin salir de casa… las posibilidades son infinitas.

Os pongo unos ejemplos de como hemos ido incorporando estos retoques al día a día y cómo nuestra manera de trabajar, ha ido cambiando con la era digital de los efectos de transformación.

 

Pin It on Pinterest